Un queso de Toledo con una valoración excelente.

El queso de Toledo, Cristo de Urda, pasó a cata, ayer viernes,  en las catas que viene desarrollando el Club de Catadores de Queso, en su décimo sexta  sesión, primera de este año.

El resultado de la cata ciega confirmó la alta valoración que los catadores de queso le dieron a este queso, fabricado en la región de los Montes de Toledo.

El Cristo de Urda de ARQUES, (Asociación Nacional parala Promocióny Desarrollo del Queso Artesano), es un queso puro de oveja de raza Lacón, de un sólo rebaño, de alimentación natural y que los hermanos Alonso Balmaseda se han empeñado en una intensa labor de I+D+I, para que sus productos, tanto ganado como queso, alcancen índices de calidad de excelencia.

Los catadores aprecian; aromas perfumados a campo,  sabores que evolucionan de dulces a picantes y que recuerdan a bellotas y aceite de oliva. La textura granulada y uniforme permite una sensación muy agradable en la boca. El color marfil del corte, certifica la presencia de leche de oveja en su composición.  Los catadores lo encuadran como un queso fabricado con seriedad y típico para consumir en aperitivo, acompañado con un vino Montilla o Jerez.    

 


Article written by ccq